viernes, septiembre 22, 2006

¿Recesión en Estados Unidos?

Desde hace unos meses algunos académicos, como el profesor Nouriel Roubini, han venido advirtiendo sobre una posible recesión en la economía de los Estados Unidos, y en estas últimas semanas los diferentes datos económicos parecen estar confirmando dicha advertencia.
El origen de esta posible recesión podría estar en la explosión de la burbuja inmobiliaria que empezó a formarse hace 10 años aproximadamente, en este período el precio promedio de la vivienda en los Estados Unidos se ha duplicado, pero según los últimos datos provenientes de entes del gobierno y de las empresas constructoras el sector parece estar congelándose. La importancia del sector inmobiliario para la economía estadounidense radica en que éste fue el principal motor para la recuperación económica después del 2001, colaborando hasta con el 30 % del crecimiento del empleo en el período 2001-2006, lo que queda en evidencia la susceptibilidad de la economía ante el probable desplome de la industria de la construcción. La situación parece complicarse a nivel financiero ya que muchos compradores de vivienda están endeudados a precios altos, y el desplome de los precios implicaría un disminución trágica de su patrimonio por lo que se espera un aumento significativo en los índices de morosidad.
La Reserva Federal, encargada de la política monetaria, no tiene mucho margen de maniobra ya que se encuentra batallando contra la inflación. Si llegara a bajar las tasas de referencia con el objetivo de colocar dinero barato en la calle y evitar la desaceleración en la economía, estaría a su vez despertando las tensiones inflacionarias; o si por el contrario las llegara a subir colocaría más en riesgo al país de caer en la temida recesión. En estos momentos la situación tiene sesgos que llevan a un inevitable destino.
¿Qué significaría esta situación para el resto del mundo? La importancia de la economía estadounidense en el orbe es innegable, y la desaceleración de ésta afectaría a casi todo el planeta, incluida China debido a la gran cantidad que este país exporta para los Estados Unidos. La otra gran repercusión sería en los precios petroleros ya que al desacelerarse la economía mundial bajaría la demanda de energía y en consecuencia los precios del petróleo se verían afectados.
Por ahora los economistas que apoyan esta tesis han sido blanco de ataques acusándolos de pesimistas, profetas del desastre; situación que ha ocurrido con otros economistas que se atrevieron a mostrar los hechos de un inminente pero indeseado futuro.

3 comentarios:

manny hernandez dijo...

Te puedo confirmar que el mercado de bienes raices por Orlando esta definitivamente enfriandose. En mi urbanizacion hay aprox. 4 casas vendiendose desde hace como 5 meses... y nada.

Henkel dijo...

Cuando escribí el post "tenía los pelos del burro en la mano", es decir, había investigado bastante data....

iamrafa dijo...

Es definitivamente cierto que el mercado de bienes y raíces se está enfriando. El efecto inmediato ha sido que no hay mucha actividad, puesto que tanto los compradores como los vendedores están en un juego de "tiempo". Los compradores esperando que el precio baje y los vendedores no bajando los precios hasta que haya un comprador dispuesto a pagar el precio que el vendedor considera "justo".

Estoy seguro que en una cadena de emails hace un poco más de un año, hice esta predicción. No es que me la tire de experto, pero es que los retornos que se estaban viviendo en este sector eran simplemente insostenibles.

Creo que el desplome del sector es inminente, lo que no estoy seguro es si va a generar una recesión. Creo que van a ver muchas personas afectadas en la clase media, gente que especuló muchísimo con este negocio. Sin embargo, los generadores de empleo no estoy seguro que se verán afectados y esto puede sostener un poco la situación... vamos a ver...